viernes, 31 de agosto de 2012

El precursor de la República

Por el Escribano Néstor Güichal

Aquel que inicia su carrera política y observa la verdadera dimensión de su heredad con intenciones de servir, se recibe inevitablemente de político. ¿Que es ser político? Es comprender la verdadera dimensión humana, es identificarse con una función que conlleva un compromiso gregario; es decir, un pensamiento dirigido a los otros, es una vocación de servicio. Pero es necesario que se den varias condiciones, saber: 1) Apego a la letra de la ley. 2) Suministrar el orden legal. 3) Tener disciplina para incluir al soberano en dicho ordenamiento. 4) Crear un concepto unificado del orden normológico. Estos ítems, son los que debe seguir el gobernante y luego debe aplicarlos a través de un método político filosófico que implique un criterio para juzgar la verdad, y creando una doctrina que se ha de fundar en sus resultados prácticos. Estos enunciados manejó Don Juan Manuel de Rosas cuando se
inclinó a la vida política, especialmente cuando llegó a la ciudad después de actuar durante años en la campaña bonaerense como general de milicias. Tenía bien claro el concepto del orden y de la disciplina, era un poderoso GERENTE (esta palabra
de acuerdo a su raíz etimológica, significa dirigir o el que dirige los negocios).
Desde la campaña había formado, con apenas 20 años, una empresa con Terrero y Anchorena dedicada a la explotación de estancias bonaerenses y, con gran éxito, aquí estaba su destino gerenciador. Cuando llegó a la ciudad aplicó estos conceptos,
buscando proyectar una imagen pública de sumisión a la ley: 1) Apego a la letra de la ley: Era un régimen identificado con la legalidad. LA FALTA DE RESPETO A LA LEY ES LA RAIZ DE NUESTROS MALES, Rosas era hasta ese momento estanciero, formaba parte del movimiento de estancieros, había logrado a fuerza de control, eliminar el
robo de ganado, especialmente en la campaña bonaerense -actualmente uno de los mayores estigmas de la vida rural es el abigeato-. Dictó e impuso numerosas reglas que debían respetar los propietarios de haciendas, creó el registro de Marcas
Ganaderas en la provincia de Buenos Aires. Una de las ideas más claras de Don Juan Manuel, fue la de lograr el acercamiento de las clases populares a la religión, el lenguaje, la nacionalidad, crecen de abajo hacia arriba, esta es efectivamente la
mejor receta y explica su permanencia en el poder. 2) Suministrar el orden legal: trató por todos los medios, cuando llegó al gobierno de mantener el orden legal, que frágilmente existía. Estaba dispuesto a dejar al que estaba en su ministerio, sin
alterar su jerarquía, pero como era necesario que se mantuviera su organización, requirió las facultades extraordinarias para poder controlar desde arriba y a través de la Junta de Representantes, integrada por notables federales y estancieros. Dentro
del esquema de esta segunda premisa es necesario que se produzca la integración, esta comenzará con la celebración de pactos con los representantes del poder político popular, LOS CAUDILLOS, que regenteaban las provincias mas próximas, como
Santa Fe con López, Corrientes con Ferre, Entre Ríos con López Jordán. Pues además era necesario tener una presencia coherente para enfrentar el poder militar sustentado por el General Paz desde Córdoba, los pactos sirvieron originalmente para
asentar estipulaciones, para concertar negocios, obligándose cada interviniente a su mutua observancia. Así nació el primer ordenamiento legal ensamblado, el Pacto Federal del 4 de enero de 1831, inicialmente integrado y rubricado por 3 provincias
y al que luego se fueron adhiriendo el resto de las otras provincias argentinas.
Para cumplir con el propósito del suministro del orden legal debió organizar la milicia institucional para que a fuerza de presencia se logre enfrentar política y militarmente al General Paz, quien representaba el poder unitario, así que amparado en las facultades extraordinarias estableció la conscripción obligatoria. Hasta ahora, la vida política argentina se iba desarrollando a través de pautas de planificación, poco común en aquellos tiempos. 3) Tener disciplina para incluir al soberano en dicho ordenamiento: Juan Manuel de Rosas trató de formular una política dirigida a incluir al soberano en forma organizada para que el pueblo ejerciera sus
derechos, pero a la vez tuviesen obligaciones como gobernados. Ya venía de organizar la Campaña, recorriendo sus senderos, interesándose en las mejoras que se necesitaran dentro de la región bonaerense y organizando administrativamente a esta. Incentivó el trabajo en la campaña, con la creación de más y mejores saladeros, allí los animales eran carneados, se les extraía el cebo, se salaba y secaba la carne,
se preparaban los cueros para exportación, estos eran remojados en salmuera, se lavaban y apilaban empapados en capas de sal. Los países europeos como Inglaterra, Alemania y aún Estados Unidos, que estaban en un proceso incipiente de industrialización,solicitaban cueros para realizar tapizados y calzado. Este esquema laboral que se había fomentado en la campaña se trasladó a la ciudad, las actividades
fueron cada vez más especificas, por ejemplo se cimentó la industria de los peinetones, abriéndose muchos comercios de venta de estos artículos nacionales y de los importados, que cada vez eran mas numerosos, organizados por una gran red de comerciantes ingleses. Relacionado con la industria de los peinetones, se comercializó durante el primer gobierno de Rosas,el peinetón realizado en el país con astas de ganado. El soberano había logrado ser respetado por su aptitud para el trabajo, y había encontrado un arquetipo que hasta ese momento no existía. Don
Juan Manuel de Rosas llegó al poder a los 35 años, era el gerente joven que necesitaba el país y laúnica fuerza política capaz de dominar la anarquía, en la historia de Buenos Aires fue el primer gobernador querido por todos los sectores
populares, como un hábil pragmático pensó en que necesitaba tierras para incorporarlas al proceso productivo y así, planificó y organizó la expedición al desierto (Volveremos sobre esto). D) Crear un concepto unificado del orden nomológico. Es necesario vincular una acción de gobierno de antaño, como esta de Rosas que hoy analizamos, con conceptos actuales, ciertamente los estudios
realizados por el que suscribe esta nota, incorpora un concepto de la filosofía del derecho de Werner Goldschmidt, en donde habla del régimen de los repartos, en el que encontramos a los repartidores, hombres de gobierno,a los recipiendarios, el pueblo, los objetos a repartir, salud, educación, libertad, seguridad, independencia económica, política y cultural. Las formas del reparto, aquí se llega típicamente a la aplicación de la norma. Y por ultimo, las razones del reparto, favorecer la
conducta social y que dicho reparto sea justo. Dentro del enunciado del profesor
Goldschmidt y en el esquema que el propone se encuentra el PLAN DE GOBIERNO EN MARCHA, ese es justamente el deseo de Rosas. Dentro de este plan, él pretende lograr la unificación de las fuerzas federales y formar un criterio nacional, basado en esta expresión "creen que soy federal, no señor, no soy de partido alguno, sino de la patria". Quería Juan Manuel de Rosas formular ese plan de gobierno en marcha, entonces, diseña el orden normativo. Firma inicialmente con tres provincias el Pacto Federal de enero de l831, a través de José Maria Roxas y Patrón por Buenos Aires, Domingo Cullen por Santa Fe, y Antonio Crespo por Entre Ríos. Hacia el año 1832 se habían adherido a este pacto 14 provincias argentinas, y este pacto fue la base
del proyecto constitucional sustentado por Don Pedro de Angelis, que esencialmente
decía "La Constitución de un estado, para que sea sólida, debe provenir de la creación progresiva de instituciones análogas, de las costumbres radicadas en los pueblos, de la acción, lenta pero segura del orden y de las leyes especiales de cada provincia". Este proyecto junto con el de Alberdi, fueron utilizados para dictar finalmente la constitución de l853. La base Normológica estaba dada, y el plan de gobierno en marcha, estaba diseñado por un hábil gerente, Don Juan Manuel de Rosas, el iniciador de la república.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada